fbpx

Dra. Gaby de Bagnara – MSc en Gerencia Moderna

Dra. En Odontologia.

Gerente General del Centro Odontológico Bagnara. Coach Activa Certificada de la EEG. Escuela Europea de Gerencia.

En los últimos días hemos visto en aumento una serie de alteraciones bucales en nuestra consulta y práctica clínica diaria, estas se han incrementado producto del estrés y ansiedad vivida en los últimos meses con los acontecimientos a nivel mundial. Una de estas condiciones es el BRUXISMO.

El Bruxismo se define como una actividad motora bucal la cual consiste en el apriete o rechinamiento involuntario, rítmico o espasmódico no funcional de los dientes. 

Se trata de un problema más habitual de lo que se piensa. De hecho, “el bruximo del sueño, que es el que más dolor muscular produce en los pacientes, afecta a entre un 7 y un 8 por ciento de la población en general“, indica a CuídatePlus Juan Mesa, doctor en Ciencias Biomédicas, graduado en Fisioterapia y director del Máster Universitario de Dolor Orofacial y Disfunción Craenomandibular de la Universidad CEU San Pablo, en Madrid.

Tipos de Bruxismo:

Esta patología puede ser de tipo diurno o nocturno. 

  • El bruxismo diurno está relacionado con estímulos externos de tipo psicosocial o ambiental, mientras que el nocturno se asocia a una disfunción central neuromotora.
  • El bruxismo nocturno es un trastorno muscular que provoca movimientos mandibulares y el rechinamiento de los dientes durante las horas de sueño a través de un ritmo involuntario.

Ambos tipos de bruxismo pueden tener síntomas similares.

El bruxismo del sueño o nocturno es de especial preocupación para los padres, porque muchas veces el ruido producido durante el rechinamiento dentario de sus hijos es suficientemente intenso y sucede en repetidas ocasiones por largo tiempo. Esto no solo desgasta los dientes, sino que se asocia a síntomas como cefaleas, dolor muscular mandibular, molestias durante la masticación y sensación de limitación de la apertura mandibular. 

Por lo tanto, este tipo de bruxismo es de importancia para el paciente, necesario identificarlo y  acudir al odontólogo o el especialista en caso que lo requiera, nuestro Equipo Bagnara esta en la plena competencia de ayudarte si lo padeces.

El rol del odontólogo es diagnosticar, educar a los padres, prevenir sus posibles consecuencias en la salud bucal e identificar las comorbilidades asociadas.

Recientemente, las investigaciones en fisiología del sueño han llamado la atención a nuestra comunidad de odontólogos puesto que los desórdenes de sueño, tales como las alteraciones de la respiración durante el mismo, han demostrado tener una compleja interrelación con las cefaleas, síndrome de apnea e hipoapnea de sueño (SAHOS) y Bruxismo del sueño.

Esta condición también se asocia con:

  • Transtornos del sueño
  • Problemas psicosociales
  • Calidad del sueño
  • Transtornos geneticos
  • Postura corporal
  • Malos hábitos orales

A continuación te detallamos algunos signos que pueden hacernos pensar que estamos ante un paciente con bruxismo:

  • Dolor en la zona facial
  • Trastornos de la articulación temporomandibular incluyendo artralgias, tensión con dolor en la musculatura masticatoria, rigidez y limitación de movimiento.
  • Otalgias reflejas o secundarias.
  • Aumento de la sensibilidad, odontalgias crónicas, desgaste dentario e incluso pérdida de las piezas.
  • Cefaleas y migrañas.
  • Dolor de columna vertebral, principalmente de la región cervical.
  • Alteraciones del sueño.
  • Ansiedad y depresión.
  • Estrés crónico.
  • Vértigos y mareos.

Es importante saber que no solo afecta a los niños, también es muy común en los adultos. 

Nuestro equipo de especialistas nacionales e internacionales #equipobagnara pueden ayudarte, hoy en día existen opciones de tratamiento que indicados en el momento oportuno pueden evitar otras condiciones asociadas al bruxismo.

EnglishSpanish